octubre 27, 2004

Hay microbios fabricantes del energético gas metano que podrían venir en nuestro auxilio cuando se acabe el petróleo en la tierra

La Ciencia Amena. Arístides Bastidas
Un día tal como hoy, 27 de Octubre de 1981


En la novela de H. G. Wells los invasores marcianos destruyen las más poderosas armas de los ejércitos terráqueos y cuando se ponen a disfrutar la victoria, se desvanecen moribundos en el interior de sus naves inexpugnables. Los microbios que coexisten pacíficamente con nuestros organismos, habían desatado infecciones fulminantes en los cuerpos vírgenes de los supuestos enemigos del vecino planeta. Parece que aunque de otro modo, los gérmenes realmente están llamados a socorrer al hombre como fabricantes de energía cuando se nos acabe el carbón, el gas natural y el petróleo. En regiones pobres sin dólares para importar el oro negro, ya las microscópicas criaturas han comenzado a ofrecer su desinteresada cooperación.

Las algas son cosechadas como alimento de muchas parte de la Tierra. Los aztecas las ingerían en sus banquetes y los japoneses confeccionan sabrosos platos con ellas (Reo. T. Grillo)

En cualquier pantano de aguas negras pueden observarse burbujas que se rompen al aflorar en la superficie. Las mismas están hechas del más simple y natural de los hidrocarburos: el metano, o sea el gas que usamos a diario en nuestras cocinas, aunque procedente de yacimiento en el subsuelo. ¿De qué modo se genera dentro de las aguas podridas? Se debe a la descomposición de desperdicios vegetales y animales, causada por bacterias anaeróbicas, o sea que no respiran el mismo aire que nosotros. Atacan los restos orgánicos para alimentarse con ellos. En el proceso surgen dos compuestos que son el anhídrido carbónico y el metano con su conocida fórmula CH4.

Pues bien, esa fermentación efectuada espontáneamente por los microorganismos, se aplica ahora en una sencilla tecnología que está dando grandes resultados. Los sobrantes de todo lo que haya estado vivo, son colocados en tanques cerrados, donde los microbios harán el papel de diminutos que a la par de su reproducción, generan metano. Este escapa por unos tubos a través de los cuales alimentará cocinas, motores electricidad para que el alumbrado, calor donde hace frío y frío donde hace calor. El procedimiento no es usual en este país es en otras jurisdicciones tercermundistas. Ustedes se habrán dado cuenta de que me estoy refiriendo a la industria denominada Biogás.

La misma existe en Asia y en el África para el servidor de aldeas y aun de hogares humildes. El UNESCO dice que en Corea hay treinta mil centros productores de gas de este tipo; treinta mil en la India y más de dos millones en la Republica Popular China. A la luz de este aprovechamiento que implica la supresión simultánea de la basura contaminante, lo que nosotros hacemos con los excedentes del aseo urbano al quemarlos en ojo de agua y en Mariches, es otro de nuestros despilfarros. Ahora bien, la ciencia va a pasar de este nivel pasivo a un nivel activo en su asociación amistosa. Con ese objeto, en vez de aguardar la biomasa que votamos por considerarla inservible, va más bien a producirla para utilizarla al por mayor y de un modo sistematizado.

Los brasileros se han dado cuenta de que la caña de azúcar es una fuente ideal para sacar energía mediante acción fermentadora de las bacterias. Ayudado por esto convierten el dulce en alcohol etílico, que están empleando como combustible de sus vehículos. Lo restante se utiliza en diversas fases de la industria química, en la que bagazo resulta más rentable que en generación de metano. Por otra parte, ya se anticipa el desarrollo de la acuicultura. Como punto de partida de está el sorprendente caso de jacinto que infecta enormes extensiones de agua dulce en los países tropicales.

Según las investigaciones de la NASA esta planta que se consideraba contaminante, podrá más bien cosecharse para obtener de ella y mediante el auxilio de los microbios, trescientos setenta y cuatro litros de biogas por cada kilos de materia seca. Además sus residuos serían un excelente abono para la agricultura. Por lo tanto es más bien recomendable la siembra organizada de esta planta en balsas de aguas negras. En California, nada menos que la General Electric, ha creado granjas submarinas en que se cultiva la alga de parda gigante (MACROCYSTIS PYRIFERA), para obtener de ella gas metano, productos químicos y aditivos alimentarios. El agua suministrará oxígeno a unas bacterias a su vez la proveerían de minerales básicos. Véase pues otra muestra de las bondades que nos puede dar los microbios, a los que creíamos malos en su totalidad.

No hay comentarios.:

Otros blogs dedicados a Arístides Bastidas: