diciembre 02, 2012

Los ratones cubren en la noche distancia que serían tan largas como la vuelta a la Tierra de un hombre que anduviera a pié.

Los ratones cubren en la noche distancia que serían tan largas como la vuelta a la Tierra de un hombre que anduviera a pié.

La oscuridad es el medio propio del ratón que, sin embargo hace correrías diurnas, amparándose en la velocidad de sus patas ante el peligro.


Con sus incisivos como escopios pueden reducir a polvo materiales orgánicos, para comerlas o para acolchonar sus nidos. 

Los ratoncitos caseros son el prototipo de los micromamíferos monopolistas, de facultades fisiológicas que los científicos tratan de explicarse. poseen mecanismos secretos y de gran competencia para adaptarse al calor y al frío y para mantener en el trópico o en las regiones subpolares una sin par capaidad reproductiva, que le permite a la hembra hasta seis partos al año con seis crías cada uno. Ahora bien, si no hay comida suficiente se multiplican sólo en la medida en que la consigan. Con ese fin retrasan sus ovulaciones y emiten ciertos sonidos, que expresan su rechazo rotundo a copular  con un macho compulsivo. Los avances en este aspecto de la zoología han sido resumidos para el mundo, por el catedrático F. H. Bronson de la Universidad de Texas en Austin.

Profesor Franklin H. Bronson, Director del Instituto de Biología Reproductiva de la Universidad de Texas, en Austin.

El ratón doméstico es un comensal del hombre desde que éste se hizo sedentario. Sus dones para digerir y metabolizar la celulosa de vegetales, le permitieron asimilar con los alimentos que hurtaba, telas, papeles, cartones, cueros, ciertas maderas. Aprendió a imitar a la rata canguro del desierto que nunca bebe agua pero orina siempre, porque la fabrica combinando el oxigeno del aire con el hidrógeno de la celulosa que es para ellos como son para nosotros el azúcar y los almidones. Todo esto es conocido pero nadie sabe comn hacen los ratones para vivir  cerca de las cocinas o en el interior de cavas congeladas con las misma confortabilidad. Obsérvese que su  minúsculo tamaño les contrarresta la acción reguladora de sus termostatos, por la cual tienen tendencia a enfriarse rapidamente en ausencia del calor y a calentarse cando el mismo es elevado.

De algún modo se las arreglas para ahorrar calorías en épocas de escasez, cuando suelen ser más largas sus jornadas en busca de la dieta diaria. Parece que nevesitan hacer calistenia continuamente, pues según los experimentos de Bronson, un ratón con la despensa de su jaula llena, era capaz de dar, en una rueda vertical anexa, de veinte mil a treinta mil vueltas por noche. Esto es igual al recorrido de entre nueve y quince kilómetros. Esa distancia para un animalito de veinte gramos, sería  igual a la de un hombre de setenta kilos que anduviera entre treinta y dos mil y cuarenta y ocho mil kilómetros entre crepúsculo y crepúsculo. La circunsferencia de la Tierra es de 40.000 Km. Otros hechos dejan impávidos a los investigadores, como el de que si la dieta es deficitaria, la hembra detiene su crecimiento  pero madura sexulamente, mientras los machos hacen lo contrario. En este mundo es usual la presencia de varones bien  formados pero sin ninguna virilidad. Ellos se ayudan con ciertas previsones para procurarse un microclima  estable en sus cuevas. Si el medio externo es caliente aprovechan la neutralidad térmica de las paredes de tierra en sus habitaciones. Y si hace frío los miembros de la familia se juntan resguardando el calor de sus cuerpos y el de sus alimentos. Las parejas hogareñas no admiten visitantes ni intrusos en el habitat de sus correrías.

Con este fin lo marcan con su orina, la cual despide señales de olfatorias que dirán  a los extraños, no sólo que están en terreno ajeno, sino también las características de la especie, el sexo y el nivel erótico de los propietarios. Los nacimientos pueden ocurrir a temperaturas oscilantes entre las seis grados centígrados bajo cero los treinta y cuatro grados centífgrados. Cómo pueden las crías recién nacidas e inválidas sobrevivir a esos fríos sin las estufas que en tales casos usan los seres humanos?  El cuerpo de las madres es insuficiente para abrigarlas a todas, por lo cual dependerán exclusivamente de las calorías de la alimentación al pecho. 

Entre los ratones está prohibido el incesto y las madres lo impedirán airadamentre en el caso de que sus consortes lo intentaran con sus hijas. Estas son destetada a las semanas cuando empiezan a buscarse su sustento. A las tres semanas abandonan el hogar natal y se marchan a fundar el suyo. No creen en aquello de que contígo pan y cebolla, porque antes de dar el sí a un pretendiente, se aseguran  de que haya provisones en su nuevo entorno y aguardan  a que esté lista la madriguera que escavan entre ambos. Es extraño que estos animalitos estén libres de la norma de la vida y de reproducción peculiares de los grandes mamíferos, cuyas épocas de celos no son caprichosos  y aparecen sin adptar  las previsiones inteligentes de los ratones más simpáticos y tan destructores.


La Ciencia Amena
13 de mayo de 1986
 

No hay comentarios.:

Otros blogs dedicados a Arístides Bastidas: