diciembre 09, 2004

El granizo es hijo de un hielo con el prodigioso don de flotar en la atmósfera como corcho sobre agua.

La Ciencia Amena. Arístides Bastidas.
Un día tal como hoy, 9 de Diciembre de 1982


Las granizadas son un amor y filtración para los pobladores de climas templados, donde la nubes como ésta, le caen a cañonazos para prevenir el riesgo de una lluvia de trozos grandes de hielo.

La primera vez que vi el granizo, fue allá en San Pablo una tarde durante una lluvia repentina, cuando salíamos de las escuelita rural. Aquello fue como una fiesta,pues con esa fantasía propia de los niños, todos creíamos que estaban cayendo perlas del cielo. La segunda vez, fue aquí en Caracas recién salido de mi adolescencia. Desde entonces trate inútilmente explicarme este extraño fenómeno metereológico. No podía comprender que el agua en su estado gaseoso, adquiera una densidad menor que la del aire, y por eso lo escalara igual que una pelota de goma que pusiéramos en el fondo de un pozo llenopronto lo que me costaba entender era la causa de que un sólido como hielo del que sale el granizo, flotara en las altura de la atmósfera.


En este corte transversal de un bloque de granizo, vemos las caprichosas capas opacas y cristalinas que lo formam. .

Cuando el vapor de agua, durante su ascenso encuentra puntitos de condensación, que puede ser de sal, forma en torno de ellos gotitas tan microscópicas, que para constituir una gota normal, se necesitarían un millón de ellas, o más. Este proceso no es inmediato y las gotitas , ingrávidas por su tamaño, pueden permanecer aisladas integrando con enormes cantidades de ella, esas masas que llamamos nubes. Ahora bien, por encima de los 4000 metros, la temperatura está a seis grados bajo cero, porque dada la pobreza del aire, el calor del sol lo atraviesa sin calentarlo.

A 10.000 metros, el termómetro desciende a 47 grados bajo cero. Ustedes habrán comprendido que en estos niveles hay unas inmensas y naturales fábricas de hielo aéreo. ¿de qué modo operan esas invisibles instalaciones del frío? Por una propiedad denominada sobrefusión, las microscópicas gotitas de agua se mantienen líquidas a 10 grados bajo cero. Pero sin este estado se ponen en contacto con algo sólido, una partícula de hielo por ejemplo, se congelan automáticamente. Esto es lo que ocurre en determinados lugares del espacio exclusivamente en las nubes negras y tormentosas, conocidas como cúmulonimbos.

¿Por qué en este el medio donde se engendraran las lluvias del granizo o de agua nieve que es el nombre dulce que también recibe? Tales nubes están sometidas al empuje de los poderosos torbellinos de aire que sube pronto estos torbellinos no sólo les sirven de asiento a los bloques de hielo, sino que los elevan a otras zonas donde seguirán creciendo, hasta que en un momento empiecen a caer. Durante la caída sufrirán el calor de la fricción, que se encargará de despedazarlos hasta reducir los a los trocitos de hielo no mayores de dos centímetros que llegan a la superficie del planeta a grandes velocidades.

Entre nosotros el granizo es muy raro porque es propio en las zonas intermedia, del sur y del norte de la Tierra, sin aparecer jamás ni en los polosni en el Ecuador. Los europeos, los norteamericanos, los argentinos y los sudafricanos no le ven ninguna gracia a esta lluvia, pues en tales regiones puede equivaler a un virtual ataque a pedradas de un enemigo desconocido. El granizo en esas latitudes arroja de granos no mayores de 5 milímetros en el invierno, pero en el verano puede caer en fragmentos de hasta 800 gramos y de 10 a 12 centímetros cúbicos. Los franceses no han olvidado todavía la granizada, la más célebre que todas, que sembrara el pánico el 12 de julio de 1898, en el departamento de Ain, donde cayera durante todo el vida.

Un trozo grande de granizo tiene, según dicen los meteorólogos, una estructura semejante a la de la cebolla. En el centro ayuna bola blanca, cubierta de una capa transparente, a su vez seguida de una capa opaca y así sucesivamente. Las formaciones blancas son de hielo hecho muy rápidamente, por lo cual aprisiona múltiples burbujas de aire que le dan su calor. Las transparentes son de hielo hecho lentamente, sin residuos de aire en su interior. A pesar de estas explicaciones, uno sigue intrigándose ante las maravillas del quehacer físico-químico de la naturaleza.

No hay comentarios.:

Otros blogs dedicados a Arístides Bastidas: